CHUROS

Leyenda de la Tribu CHURA

Muy lejos, allá en el norte, vivía pacíficamente la muy noble tribu CHURA, la paz era su marco y el trabajo su ocupación. Sus feraces tierras servían para que este pueblo, agrícola ganadero por excelencia, viera pasar sus días en la felicidad de un pueblo que ve nacer el fruto de su trabajo y que los caudalosos ríos le brindan la ofrenda de sus peces.

 

Y a través de su dios Güirachoa, los cielos bendicen largamente con el brillo de la luna y la humedad de sus lluvias. Pero un día su paz y su nación fueron amenazadas. Las tribus de codiciosos vecinos, confundieron su benevolencia con ineptitud para defenderse.

 

Y ante el ataque extranjero, se despierta el espíritu guerrero de la muy noble tribu Chura y los campos de batalla fueron escenario de las acciones de valor de sus guerreros, que llegan hoy a través de la historia, que con esperanza y fortaleza expulsaron a los usurpadores. La muy noble tribu volvió a su trabajo, pero la experiencia les enseñó a no bajar los brazos. Izó su bandera tiñéndola con el color VERDE de la naturaleza que los rodeaba y en su centro, viviente y alerta, ubicó la figura perfilada de uno de sus guerreros, con la mirada fija en el horizonte, su arco tenso en la mano, su flecha alerta a salir disparada con honor y lealtad en nombre del bien, la justicia y la superación para defender lo que es suyo.

 

Con el amor y la humildad que los caracteriza, su dios Güirachoa los sigue unificando y los primeros versos del himno, hablan del espíritu de victoria de la muy nombre Tribu Chura: “Seremos triunfadores. Dondequiera que luchemos siempre venceremos con nuestra fe y amor. La tribu de los Churos será poderosa y volverá gloriosa del campo de honor”.

 

 


 

Para contactarnos

Pacto Unión Nacional 1050
(3100) Paraná – Entre Ríos
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Teléfono: 0343-4242641